EL CAMINO DE LA ORACIÓN VICTORIOSA 107288

EL CAMINO DE LA ORACIÓN VICTORIOSA
Editorial:
ZTF BOOKS ONLINE
Materia
Impresión bajo demanda
ISBN:
978-1-9829-4959-4
Páginas:
360
Disponibilidad:
BAJO PEDIDO A DISTRIBUIDOR
Cantidad:

Este libro nació de la oración. El Señor llamó a unos pocos de nosotros a orar. Cada noche batallamos en oración entre las 9:00 p.m. y las 3:00 a.m. Esto aconteció por muchas semanas. Llegamos a sentirnos bendecidos, retados y purificados, llegamos a ver al Señor de manera nueva y a entender el propósito de estar totalmente en una luz nueva. Este libro también fue nacido de una experiencia – una experiencia de obediencia. Algunos de los nuestros fueron conducidos a obedecer un mandato obvio del Señor, el cual está escrito claramente en la Biblia y que no habíamos obedecido aún. Esa obediencia estuvo cerca de costarnos la vida. Dios honró esa obediencia y condujo a los ministerios ahora asociados con el Centro de Literatura Cristiana de Yaundé. Esta obediencia también condujo al nacimiento de algunas asambleas que por la gracia de Dios han crecido en comunidades de oración. Las verdades trazadas en este libro están coloreadas por lo que esa asamblea local ha aprendido mientras intentaban, paso a paso, seguir al Señor de la oración en la Escuela de la Oración. Tenemos un compromiso para orar, ayunar y evangelizar. Estamos aprendiendo y estamos creciendo. Ore por nosotros. Ore con nosotros. Hemos llegado a descubrir que todas las cosas son posibles para el santo de oración y para los creyentes que son parte del cuerpo de oración. Por la gracia de Dios, estamos determinados a borrar la palabra "imposible" de la vida de experiencia de los miembros de la asamblea. El deseo de nuestros corazones es que todo aquel que conozca al Señor Jesús pueda volverse verdaderamente una persona de oración. De modo que enviamos este libro en compañía de la oración, para que ayude a algunas personas y asambleas locales progresar junto al Señor en la "Escuela de Oración." Al Señor Jesús, la oración, la súplica y la intercesión Cabeza de la Iglesia, sea de incalculable honor, gloria y majestad por los siglos de los siglos.