EVANGELIO DE JUDAS : APÓCRIFO

EVANGELIO DE JUDAS : APÓCRIFO
Editorial:
VELECIO EDITORES
Año de edición:
Materia
Apócrifos
ISBN:
978-84-935000-6-1
Páginas:
164
Disponibilidad:
En 10 dias
Cantidad:

18,00 €
Comprar

La verdadera primera novela que surgió a raíz de los textos encontrados en un códice, en Egipto, durante los años setenta del pasado siglo XX. Un libro en el que el autor polaco demuestra un perfecto conocimiento de la Tradición bíblica y la cultura en la que se desarrolla la Historia. Una extraordinaria obra -de ficción- controvertida, en la que un Judas activista contra los romanos y enamorado de María se presenta en sus recuerdos como la mano derecha de Jesús. Un breve epílogo del autor acompaña al texto y le sirve al lector más suspicaz para entender el sentido apócrifo del subtítulo.'Al emprender, hace más de cuarenta años, la tarea de escribir mi historia, todavía no tenía claro el concepto del personaje de Judas y su papel, excepto una cuestión: sin descartar su traición, descarté su culpa. Y es que si la Providencia le había adjudicado semejante papel a Judas y si Jesús, sabiéndolo, permitió que se cumpliera sin tener en cuenta la eterna infamia del autor y sin apiadarse de él, me preguntaba qué culpa tenía el desgraciado. ¿Acaso no era, más bien, una víctima de la sentencia divina, quien, a su vez contribuyó directamente al martirio de Jesús y por tanto a redimir el pecado original de toda la humanidad y acaso no hizo un enorme favor a esta humanidad? Por último queda plantear la pregunta ¿cómo surgió la historia de Judas? Pudo haber sido creada a causa de una misteriosa desaparición de uno de los discípulos cercanos a Jesús. Tuvo que ser una persona importante con la que, de alguna manera se contaba y cuya inexplicable desaparición en los momentos de la trágica prueba se sintió como traición. Ésta es la hipótesis que constituyó la base de mi versión sobre el personaje de Judas'.
(Henryk Panas)
'Debo describir los acontecimientos más destacados, no sólo para esclarecer el papel que desempeñé en la vida de Jesús, sino también para dar a luz ciertos atisbos de la verdad sobre su muerte. No valdría la pena escribir sobre ello (...) pero comoquiera que estoy en el ocaso de mi vida y que cuanto me obligaba a guardar silencio ya ha desaparecido, tengo ganas de cumplir no solamente con esa demanda, sino dar fe igualmente de unos acontecimientos en los que yo mismo participé o acerca de los cuales oí hablar por boca de unos testigos dignos de todo crédito.' Evangelio de Judas.