"SI EL JUSTO ES HIJO DE DIOS, LE SOCORRERÁ" (SAB 2,18). ACERCAMIENTO CANÓNICO A LA FILIACIÓN DIVINA DEL JUSTO PERSEGUIDO EN SAB 1-6

Editorial:
VERBO DIVINO
Año de edición:
ISBN:
978-84-8169-919-7
Páginas:
568
Encuadernación:
Otros
Disponibilidad:
En 1 semana
Colección:
INSTITUCION SAN JERONIMO

34,70 €
Comprar

Tras presentar la exégesis canónica y sus pioneros (B. S. Childs, R. Rendtorff y J. A. Sanders), ofrecemos un estudio monográfico de la filiación divina del justo en el libro de la Sabiduría (Sab 2,12–3,9;5,1-16) desde la perspectiva canónica. Dicho justo se caracteriza por cuatro rasgos: lleva una vida santa, es perseguido y asesinado por los impíos, recibe la salvación escatológica y se tiene por hijo de Dios. Tanto la literatura bíblica como la apócrifa presentan justos semejantes. Entre éstos destacan el siervo de Yavé, el salmista del Sal 22(21) y el rey davídico en los libros canónicos; entre los apócrifos sobresalen los justos del Henoc etiópico, el Maestro de Justicia (Qumrán), Job (TestJob), Eleazar (3 Mac) y Asenet (JosAs). Sin embargo, ninguno tiene simultáneamente los cuatro rasgos del «justo-hijo de Dios» de Sabiduría. Sólo el Nuevo Testamento menciona un justo así. Es Jesús de Nazaret. Este dato histórico-literario tiene interesantes consecuencias.