EL DRAMA DE LA DOCTRINA. UNA PERSPECTIVA CANÓNICO-LINGÜÍSTICA DE LA TEOLOGÍA CRISTIANA

EL DRAMA DE LA DOCTRINA
Editorial:
SÍGUEME, EDICIONES
Año de edición:
ISBN:
978-84-301-1739-0
Páginas:
576
Encuadernación:
Cartoné
Disponibilidad:
En 10 dias
Colección:
Verdad e imagen

39,00 €
Comprar

El gran teatro del mundo (1635), del genial dramaturgo barroco Pedro Calderón de la Barca, contiene el germen de este libro. Allí, Dios es el director y el mundo es su escenario; cada persona recibe el vestuario que necesita para interpretar el papel asignado. El apuntador anima a cada actor a «hacerlo bien, porque Dios es Dios».

De la misma forma que Calderón hizo teatro a partir de la teología de su tiempo y llevó a escena las cuestiones que preocupaban a la gente, Kevin Vanhoozer busca imágenes nuevas para recuperar el papel primordial que desempeña la doctrina. Así, la Palabra de Dios es el guión de este teodrama que pone en escena la teología (dramaturgia), mientras que los lectores-espectadores son invitados por la Iglesia a representarlo en el gran teatro del mundo contemporáneo.

El evangelio de Jesucristo —gratuita autocomunicación de Dios— contiene dramáticamente una doctrina que parece irrelevante en la sociedad postmoderna actual, donde suele identificarse acríticamente el sentir con el creer. Ante dicha reducción, la presente obra sostiene que no hay tarea más urgente en la Iglesia que esforzarse por formular la fe (doctrina) de cara a iniciar un camino que permita acceder a la verdad y oriente de manera segura la existencia creyente "coram Deo".

ENGLISH: The Drama of Doctrine. A Canonical-linguistic Approach to Christian Theology.

As Calderón de la Barca wrote plays based on the theology of his time and staged those questions people were interested in, Kevin Vanhoozer looks for new images to recover the primary role of doctrine. Therefore, God’s word is the script of this drama, while the readers are invited by the Church to perform their role in the great theatre of today’s world.

In this book Kevin Vanhoozer argues that there is no more urgent task for Christians today than to engage in reformulating our faith (doctrine) in order to reach the truth and safely guide the lives of believers “coram Deo”.